Saltar al contenido

Los Testículos Masculinos: Todo lo que Debes Saber

agosto 17, 2018

Los testículos, son las joyas de la anatomía masculina, es junto con el pene la parte más preciada de todo hombre, pero también la más vulnérale.  A lo largo de los años y con el pasar de las generaciones, se les ha dado una importancia a los testículos, tanto así que está arraigado en nuestra cultura, donde se les relaciona con hombría y valentía.

Un ejemplo de esto es cuando decimos que alguien “tiene pelotas” para ser alusión a alguien que no tiene miedo a atreverse a enfrentar los obstáculos, este es una de las muchas asociaciones en las que involucramos a los testículos.

Sin embargo, después de tantos años de investigaciones e información, todavía existe en la población general cierta desinformación acerca de este importante órgano masculino, esto producto de la escasa educación sexual en los jóvenes, y la existencia de cierto tabú de hablar abiertamente sobre temas relacionados a la sexualidad masculina.

Más allá de producir espermatozoides, los testículos tienen otras funciones importantes en nuestro organismo y es por esto que hablaremos con más detalle de lo que deberías saber acerca de las glándulas más valiosas para muchos hombres.

Que son los testículos

Los testículos son dos glándulas, normalmente una un poco más grande que otras que son de gran importancia para el hombre y su aparato reproductor, es el equivalente masculino de lo de podrían ser los ovarios para las mujeres y son los que se encargan principalmente de la producción espermatozoides.

Pero también sintetizan hormonas esenciales como la testosterona, la famosa hormona sexual masculina.  Estas glándulas se encuentran cubiertas por un saco de piel al que llamamos escroto el cual ayuda mantener la temperatura ideal para su correcto funcionamiento.

 

Testículos Ubicación

 

En su fase inicial de desarrollo, los testículos se encuentran dentro del  organismo, específicamente en la cavidad abdominal, esto sucede cuando todavía somos fetos en desarrollo.

Meses antes de nacer, nuestras glándulas van descendiendo hasta el saco de piel que conocemos como escroto, el cual se encuentra en la zona pélvica justo bajo la base del pene, el cual será su lugar definitivo.

Muchos hombres todavía no comprenden el porqué de la ubicación de los testículos, haciendo alusión de a pesar de ser un órgano tan delicado y sensible se encuentra solo protegido solo por un delgado saco de piel sobresaliendo del cuerpo. La verdad sobre todo este asunto es que los testículos deben estar entre 1 y 1.5 grados por debajo de la temperatura corporal, para contar con el ambiente adecuado para madurar y ser funcionales para la reproducción.

Para mantener regulada esta temperatura la piel del escroto se retrae cuando hace frio para mantener más cerca del cuerpo a los testículos, mientras que sucede lo contrario cuando hace calor.

Testículos Función

La función principal de los testículos es la de producir espermatozoides y de producir las hormonas sexual testosterona, y aunque a primera vista no parece algo simple aquí te explicaremos lo que hay detrás de cada eyaculación.

La producción de esperma o espermatogénesis empieza en los conductos seminíferos donde están las células germinales. Estas células primero tienen forma redondeada y poco a poco se van alongando hasta su fase final en la que se convierte en espermatozoides maduros, los cuales van nadando hacia los túbulos seminíferos y emprenden el camino hacia el epídimo, donde posteriormente son llevados a la próstata para la eyaculación a través de los conductos deferentes.

Los testículos también tienen funciones glandulares, en las cuales se segrega la testosterona, una hormona muy importante para el deseo sexual la cual se encuentra en cantidades 10 veces mayor en hombres que en mujeres. Esta hormona es la encargada de producir los cambios que todos conocemos al atravesar por la pubertad, como la maduración del pene, aparición de vello corporal, cambios en la voz, etc.

Cuidados de los testículos

Los testículos,  son muy sensibles a los golpes, cambios de temperatura, infecciones y otros factores que alteran su buena salud. Es por eso que debes tener ciertos cuidados  para evitar malestares, dolor e inflamación o enfermedades, a continuación te detallamos algunos:

  • Tocarse los testículos es una de las maneras no solo más fáciles de prevenir inconvenientes, sino de conocer mejor nuestra zona genital. Mediante el tacto podemos detectar si existen bultos o alguna otra anormalidad que se pueda presentar, con el fin de poder actuar y atacar la anomalía a tiempo.

 

  • Un habito de aquellos que tenemos computadoras portátiles, es el de colocarlas sobre nuestro regazo mientras las usamos.

Pues un estudio publicado por la revista “Fertility and Sterility” revelo que el calor emanado por nuestras                      laptops pude ser perjudicial para nuestros testículos, desmejorando la calidad de la esperma. Esto se produce              al  alterar la temperatura de los testículos por tiempo prolongado.  Así que, de ahora en adelante, a colocarlas              en la mesa.

  • Estilo de vida lo más saludable que puedas, manteniendo actividad física, comiendo sano y evitando el cigarrillo o el alcohol.

 

Enfermedades de los testículos

Cáncer de testículo

Es un tumor maligno no muy común, pero que igual puede manifestarse en edades entre los 16 y 40 años, sin embargos, es fácil de detectar mediante la auto exploración por el incremento en el peso y volumen del testículo y su dura consistencia. Detectado a tiempo es altamente curable.

Varicocele

 Consiste en el bloqueo del drenaje de la sangre hacia los testículos por la dilatación de las venas del cordón espermático, esto es ocasionado por la aparición de varices en el testículo. El varicocele es considerado la primera causa de infertilidad en el hombre.

Orquitis

Es una inflamación en uno o ambos de los testículos, normalmente se produce por gérmenes presentes en virus como la parotiditis (paperas) o clamidia, causando hinchazón.

Hidrocele

Se trata de la  acumulación benigna de líquido en un solo lado del escroto, es algo común en los jóvenes y puede originarse por golpes en la zona o por consecuencia de otras enfermedades como la orquitis. El tratamiento para tratar esto es una cirugía correctiva.

Hematocele

 es la acumulación de sangre en los testículos producto de fuertes golpes. Cuando presenta un cuadro de gravedad es posible que el hematocele comprima el testículo, infectándolo y provocando la pérdida del mismo.